domingo, 12 de diciembre de 2010

LETRAS DE CANCIONES SEXISTAS Y VIOLENTAS

El reggaeton es esa moda musical que con letras sexistas y simplonas que defienden el dinero fácil, el sexo fácil y las mujeres fáciles, no paramos de escuchar. Tiene un ritmo repetitivo que supuestamente viene de una mezcla del reggae, del hip hop y del merengue que, evidentemente, invita a bailar.
Genera un estilo pandillero y es más bien una apología a la violencia.
Las discográficas han conseguido que la gente asocie que una música que sale mucho en la tele es porque se vende, y si esto es así, es porque es buena.

El reggaeton ha sido prohibido en las televisiones latinoamericanas por su alto contenido machista y violento. Los muchachos dicen que las mujeres se les acercan a ellos porque quieren que les den sexo porque sí, y violento porque habla de sacar las automáticas a la primera de cambio. Si le cabreas te pega dos tiros y se acabó. Así lo vemos en la letra de la canción “Baila morena”

“Dale Boster, aceita la automática”

(Boster es el jefe de un punto de venta de drogas o la persona que se contrata para que mate a otro y, por supuesto, la automática es la pistola).

El género se empezó a escuchar en Europa con “Papi chulo” y se difunde ahora en las emisoras de la mano de Don Omar (Dale don dale), Daddy Yankee (La gasolina) o Tego Calderón (Guasa guasa).

Lo cierto es que el reggaetón habla, sobretodo, de sexo, con unas letras explícitas o de metáforas muy visuales. Y también hablan de violencia en los barrios marginales, las guerras por los “puntos” de droga y la crítica social, siempre añadiendo a las bases machaconas ritmos afrocaribeños.

De hecho, los primeros artistas de reggaetón en sacar producciones al mercado lo hacían auspiciados por narcotraficantes por lo que, sumado a que muchas de sus estrellas han tenido problemas con las drogas, al género le cuesta desvincularse de la criminalidad.

En el caso del reggaetón, los que bailan este ritmo imitan a los perros haciendo el amor, por eso al baile se le llama el “perreo”.

“Se podría decir que el baile ha sido llevado mas allá de lo que ‘normalmente’ estamos acostumbrados a ver o esperamos ver en público, y ya se ven parejas casi acostadas en la pista de baile simulando actos sexuales”.

Dentro de este estilo musical que se ha puesto tan de moda y que no para de escucharse en discotecas y chiringuitos playeros y que, por si fuera poco, ya empezamos a ver en algunos anuncios de TV como, por ejemplo, uno de helados en que los chicos/chicas se meten los polos en los bolsillos traseros de los vaqueros mientras se escucha “Mueve tu culo, mueve tu culo” con esta música, tenemos también la canción “Dame más gasolina” que es aún peor que la de “Baila morena”. Esta canción dice, entre otras lindezas:

Zumbale mambo pa' que mis gatas prendan los motores...

Gatas son las mujeres, normalmente, las prostitutas.

Que se preparen que lo que viene es pa' que le den...
Lo que me gusta es que tu te dejas llevar...
Todos los weekend´s ella sale a vacilar
Mi gata no para de janquear

Los weekends son los fines de semana y ganguear es salir a pasear con la pandilla.

A ella le gusta la gasolina
(Dame mas gasolina!)
Como le encanta la gasolina
(Dame mas gasolina!)

Por cierto, la gasolina es el alcohol.

Y la canción continua diciendo:

Esto va pa' las gatas de to's colores
Pa' las mayores, pa' las menores
Pa' las que son mas zorras que los cazadores
Pa' las mujeres que no apagan sus motores

Como se puede ver, la imagen de la mujer no puede salir peor parada y, además, nos incluye a todas, sin distinción de edad, raza o religión. No somos más que gatas en celo a las que sólo nos preocupa “acicalarnos” para ir a la caza del primero que se nos ponga por delante.

Y sigue:

Ella prende las turbinas
No discrimina (o sea, le da igual uno que otro)
No se pierde ni un party de marquesina
Se asicala hasta pa' la esquina
Luce tan bien que hasta la sombra le combina
Asesina, me domina
Janguea en carros, motoras y limosinas
Llena su tanque de adrenalina
Cuando escucha reggaeton en las bocinas

Y esto es lo que escuchan, cantan y bailan nuestros adolescentes y estos son los mensajes que están recibiendo: Sexo fácil, dinero fácil y mujeres fáciles. La verdad es que no sé si realmente les llegan estos mensajes porque la letra es verdaderamente ininteligible. Yo, particularmente, y me imagino que la mayoría de nosotras, estamos hartas de escuchar estas canciones, y hasta que no la he visto escrita y la he analizado, no me he dado cuenta de las barbaridades que dicen, ésta y otras muchas por el estilo.

1 comentario:

Lautaro Cuello dijo...

Hola, (Muy tarde creo) comparto tu punto de vista, me he planteado para este año investigar sobre este tipo de "musica". Yo al ser hombre me veo afectado por este sonido, es decir, denigra a las mujeres en si. Tanto como a mi Madre, Novia y Hermana pero yo se que dentro del genero tambien hay canciones que valen la pena.